Receta natural para eliminar las ojeras

En esta ocasion te quiero compartir unas increibles recetas muy practicas y sobre todo muy efectivas de como puedes eliminar las ojeras que son un problema que muchas mujeres presentamos, ya sea por herencia o por hábitos que tenemos, espero que te sirva de mucha ayuda y las pongas en practica hasta obtener los resultados deseados.




Quizás alguna tez te has desvelado y no has podido dormir bien, eso genera que se te note en la cara el cansancio y más en los ojos, los cuales te dicen que quieren dormir pero tus actividades pues no te dejan descansar, razón por la cual salen las llamadas ojeras.

ojeras

Las ojeras son manchas en los ojos, especì­ficamente en los parpados, los cuales se tornan de color oscuro y es debido a la acumulación de sangre en esta parte de la cara como consecuencia del cansancio, lo cual se transforma en la dilatación de los vasos capilares en el contorno de los ojos.

Papa. La papa es un tubérculo conocido por todos y todas. Tiene propiedades desinflamantes y es utilizada para tratar la gastritis, las quemaduras y favorecer la cicatrización. La papa además te sirve para quitar las ojeras. Basta con lavarte la cara, secarte bien, cortar una papa en rodajas y ponerte una rodaja en cada ojo por unos 5 minutos, luego cambia estas rodajas por otras y vuelve a descansar otros 10 minutos con las papas que estarán haciendo su efecto.

Pepino. El pepino también tiene propiedades hidratantes y ayudan a desinflamar la piel. Vamos a hacer lo mismo que con las papas. Cortamos el pepino en rodajas y nos las ponemos en los ojos. Sentiremos una sensación refrescante al mismo tiempo que nuestras ojeras van a desinflamarse y desaparecer. Recuerda que primero nos ponemos unas rojadas por unos 5 minutos y luego las cambiamos por otras hasta completar unos 15 a 20 minutos del tratamiento.

Cuchara frì­a. La temperatura frì­a en los ojos, ayuda también a aliviar la inflamación y favorecer la circulación sanguì­nea. Vamos a poner en el congelador dos cucharas de metal por unos tres a cinco minutos. Luego las sacamos y nos las colocamos en la zona en donde tenemos las ojeras. Unas personas utilizan cubos de hielo, pero eso puede hacer que una vez que se derritan se te meta el agua en los ojos. Lo mejor son las cucharas congeladas para evitar que derramemos agua.