Practicas recetas para aliviar los calambres

Los calambres musculares son contracciones súbitas e involuntarias que se producen en diferentes músculos, estas contracciones suelen ser dolorosas y pueden afectar a diferentes grupos musculares.




Los músculos comúnmente afectados son los de la parte posterior de la pierna, la parte posterior y delantera del muslo. También es posible experimentar calambres en la pared abdominal, los brazos, las manos y los pies.

Los calambres musculares tienen varias causas, algunos calambres son el resultado de uso excesivo de los músculos y suelen producirse mientras se hace ejercicio fì­sico.

Calambres

Para aliviar el dolor de los calambres musculares, se puede aplicar una compresa caliente o frì­a para tratar los músculos doloridos a la primera señal de espasmo. Las compresas se pueden utilizar con un paño caliente, una almohadilla eléctrica, un paño frì­o o hielo.

Castaño de indias

El castaño de indias gracias a su contenido en aescina, ayuda a tonificar los capilares y arterias, y de esta manera fortalece las paredes de la venas haciendo que los calambres disminuyan.
Lo puedes encontrar en tiendas de producto naturales o farmacias donde la forma más habitual es tomarlo en cápsulas, una por la mañana, en su caja te indicará la toma diaria más adecuada.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es un excelente remedio para el dolor muscular, el cual ayuda en la circulación y es tonificante.
Se puede aplicar tanto externamente (haciendo unos masajes y friegas en las zonas afectadas) como internamente (tomar un poco al dì­a, puedes tomarlo añadiéndolo en tus ensaladas o añadiendo una cucharadita en un té).

Aceite de eucalipto

Aplicar varias veces al dì­a estos aceites en las piernas en forma de masajes, ayudará a relajarlas, darle calor, tonificarlas y mejorar su circulación. Por ello ayudará a reducir los calambres y disminuir sus molestias.